aestheticgoddess:

Will Hutnick

Una vez perdí un diente y dolió. Mi madre me dijo que era natural que lo perdiera porque luego tendría uno más fuerte y duradero. No lo entendí en ese entonces y eso me hizo llorar más.

Después perdí mi virginidad, y aunque al principio fue extraño, con el tiempo disfruté esa pérdida. Más adelante perdí a mis abuelos, eso me dolió, pero ésta vez fue un dolor nuevo para mi, sentía que todo mi cuerpo se reducía por dentro a tal punto que se me escurría por los ojos. Sabía que era algo natural, pero ellos no regresarían mas fuertes y duraderos como mi diente. Luego perdí mi juventud, y entonces conocí la nostalgia, al mirar en retrospectiva el tiempo que ya no tenía.

También perdí mi trabajo, y aprendí que la palabra despido puede convertirse en una bala de escopeta disparada a quemarropa capaz de volarte el autoestima.

Luego te perdí a ti.

Y no había lugar en mi humanidad en donde no cupiera mi tristeza. Como la suma de todas mis ausencias resumidas en tu muerte.

Creo que desde ahí, también perdí mi vida.

– José A. Cedeño. (via tufulano)

readingaroundthemovies:

Valerie Hegarty

Famous paintings come to life in 3D sculptures of nature’s destructive tendencies.

This is scary

“El mestizaje descubre en este terreno sus verdaderos conflictos; su íntimo drama. El color de la piel se borra como contraste; pero las costumbres, los sentimientos, los mitos— los elementos espirituales y formales de esos fenómenos que se designna con los términos de sociedad y de cultura— reinvindican sus derechos.”

– José Carlos Maríátegui- “Las corrientes de hoy. El indigenismo” en El proceso de la literatura

“Lo sobrenatural era un velo que la gente aplicaba sobre la realidad, no la realidad de verdad. Fue Peralvo quien abrió una nueva dimensión de pacto entre edos dos mundos, el de la magia de la pelota, que no pasaba de metáfora, y el de la magia propiamente dicha. Eso lo convierte en la consecuencia última y lógica de los procesos de fusión cultural que transformaron el fútbol brasileño en fútbol brasileño.”

– El regate-Sérgio Rodrigues

“La fama de Pestana le había dado definitivamente el primer lugar entre los compositores de polcas; pero el primer lugar de la aldea no contentaba a este César, que seguía prefiriendo, no el segundo, sino el centésimo en Roma. Seguía, como en otros tiempos, a merced de los vaivenes con respecto a sus composiciones; la diferencia estribaba en que ahora eran menos violentas. Ni entusiasmo en las primeras horas ni repugnancia después de la primera semana; algún placer, en cambio, y cierto hastío.”

Un hombre célebre-J.M. Machado de Assis

“El celibato era, sin duda, la causa de la esterilidad y la desviación que padecía, se decía él mismo; artísticamente hablando se veía como un improvisador de horas muertas; consideraba a las polcas aventuras de petimetres. Ahora sí iba a engendrar una familia de obras serias, profundas, inspiradas y trabajadas.”

Un hombre célebre- J.M. Machado de Assis

“A veces era como si estuviera por surgir de las profundidades del inconsciente una aurora de idea; él corría al piano, para desplegarla enteramente, traduciéndola en sonidos, pero era en vano, la idea se evaporaba. Otras veces, sentado al piano, dejaba correr sus dedos al acaso, queriendo ver si las fantasías brotaban de ellos, como de los de Mozart; pero nada, nada, la inspiración no llegaba, la imaginación se dejaba estar, aletargada. Y si por casualidad alguna idea irrumpía, definida y bella, era apenas el eco de alguna pieza ajena, que la memoria repetía, y que él presumía estar creando. Entonces, irritado, se incorporaba, juraba abandonar el arte, ir a plantar café o meterse a carruajero; pero diez minutos después, ahí estaba otra vez, con los ojos fijos en Mozart, emulándolo al piano.”

– Un hombre célebre-J.M. Machado de Assis

“Lo que se extendía por delante era una vida de mierda, lo veía con claridad ahora, pero que más daba, que fuera lo que fuera. Estaría acompañado por una multitud.”

– Sérgio Rodrigues- El regate